lunes, 28 de octubre de 2013

Vuelve a foja cero y será otro colegiado el juzgador Se quiebra el proceso a ex presidente Altamirano Quispe por presuntas irregularidades 



 Bagua Grande (José Flores).- Ayer en horas de la mañana en una nueva audiencia pública desarrollada en los ambientes del penal San Humberto de Bagua Grande, en colegiado presido por el magistrado superior Delgado Paredes, Luis Torrejón Rengifo y Flormira Arteaga Ramírez, declararon procedente el quiebre del proceso y convocar a un nuevo juicio contra el ex presidente regional de amazonas, Oscar Altamirano Quispe y otros ex funcionarios investigados por el presunto delito de peculado. La defensa del ex presidente regional Dr. Orlando Becerra Suarez, fue quien solicitó el quiebre del proceso argumentando diversas irregularidades cometidas durante la investigación que presidia el colegiado de Gonzalo Zabarburú Saavedra, asimismo el fiscal superior de Bagua, Vargas Daza y el fiscal anticorrupción no se opusieron al quiebre del proceso, que será investigado nuevamente por otras sala superior, siendo las más adecuada la de Chachapoyas, según refirieron los letrados. Como se recuerda la defensa de Altamirano, presentó un recurso de recusación contra los señores jueces superiores de la Sala de Apelaciones de Bagua, Gonzalo Zabarburú Saavedra, Francisco Delgado Paredes y Luis Torrejón Rengifo, por la causal sobreviniente de duda en la imparcialidad. Altamirano, a través de su abogado dijo en la audiencia, que los diarios “AHORA” y otro medio escrito el 26 de setiembre de 2013, publicaron el contenido del correo electrónico surgeamazonas@yahoo.es, remitido al correo ghc….@hotmail.com, que tiene como asunto: “Caso Altamirano”; correo electrónico que pertenece al movimiento político “Surge Amazonas” que lidera Carlos Ruiz Paredes, tal como se advierte de la entrevista que diera al Diario Ahora, el día jueves 26 de setiembre de 2013, donde reconoce que el referido correo pertenece a su movimiento. Información que también se encuentra colgada en las redes sociales, concretamente en el FACEBOOK. En entrevista con Orlando Becerra, a la salida de la audiencia, expresó que los documentos publicados, en forma aislada, no constituirían elementos de convicción para sospechar que los magistrados han torcido el equilibrio de la justicia en favor de intereses impropios con la decencia y la justicia. Sin embargo dijo; en el desarrollo del juicio oral, se notaba el interés de la Sala, para llevar a delante con una inusual celeridad procesal del caso, respecto a otros procesos, donde se ve el interés no propio de jueces neutrales, que lo conduce a sospechar que dicha conducta responde a motivaciones extraprocesales que señalan los correos” mencionó el letrado. Por otro lado el abogado reveló que, En la audiencia N° 06, del 26-08-2013, el Presidente de la Sala señaló, ante la inconcurrencia de su coacusado Soler Solano Fonseca -quien presentó un certificado médico de incapacidad física-, que “no se podía continuar con el juicio, toda vez que la declaración del acusado era indispensable y que no podía suspenderse la audiencia más allá de 08 días debido a que se quebraba, por lo que, tal como se advierte del contenido exhortó al abogado de dicho acusado para que haga concurrir a su defendido a la próxima audiencia en “SILLA DE RUEDAS”. Dijo también que, en la sesión de audiencia N° 07, del 02-09-2013, ante la inconcurrencia del señor Fonseca, debido a que se encontraba todavía con prescripción médica de descanso internado en una clínica de Jaén, el Presidente de la Sala señaló que le juicio no sería quebrado bajo ninguna circunstancia; disponiendo que se interrogue en la clínica de Jaén; a donde se trasladamos, caso contrario lo declararía reo contumaz, mostrado la sala una sospechosa celeridad, que no la tiene con los reos en cárcel” expresó el letrado. Otro factor para el quiebre del proceso fue la publicación en AHORA de la sentencia con detención efectiva en el penal San Humberto, contra Manuel Tunjar Alegría, ex funcionario de confianza de Oscar Altamirano, donde los vocales Zabarburú Saavedra, Delgado Paredes y Torrejón Rengifo, impusieron tres años de cárcel para el imputado, la misma que vencerá el 14 de julio del año 2016 y el pago de 50 mil n/s de reparación civil. En dicha sentencia los vocales no se enfocaron en el sentenciado, al contrario la Sala presidida por Zabarburú, adelantó opinión en todos sus folios contra Oscar Altamirano Quispe, Soler Solano Fonseca Tarrillo y Moisés Mateo Mejía Quiñones, quienes según la sentencia son tan culpables de los delitos cometidos por Tunjar Alegría, pero increíblemente el colegiado solo decidió meter preso al último de los nombrados y liberar al resto de los acusados. La sentencia indicaba; “A folios 850 a 826 obra la pericia contable realizada por el CPC Eduardo Yñope Hernández, quien concluye que está probado que de acuerdo al informe especial de control Interno Nº001-99-CETAR-Amazonas-GRCI, que Manuel Tunjar Alegría, se apropió de la suma de 7 mil 015 n/s, en el ejercicio 1998 y 1999 cuando ejercía el control de las adquisiciones de bienes y servicios y el control del almacén” De igual forma la sentencia expresa, “está probado que Oscar Altamirano Quispe, Soler Alegría Solano Fonseca y Moisés Mejía Quiñones, se apropiaron para uso personal e indebido la suma de 6 mil 200 n/s, en el ejercicio 1999, y que también se apropiaron en los años 1998 y 1999 la suma de 14 mil nuevos soles para uso indebido, está probado que los acusados se apropiaron de 3 mil 051 n/s, por pago irregular por concepto de viáticos y asignaciones en los años 1998 y 1999, sin documentos sustentatorios que respalden dichas transacciones”. En otro folio de la sentencia los vocales dicen “está probado que el acusado Manuel Tunjar Alegría, es responsable de los hechos imputados por el Ministerio Público, en consecuencia ha quedado demostrado la comisión del delito investigado así como la responsabilidad penal de los ACUSADOS. Incluso la Sala, en un claro adelanto de opinión y sospechoso cambio en su decisión final, precisa en la misma sentencia; la reparación civil independiente de la suma de 31 mil 810 n/s, indebidamente utilizados y apropiados que los SENTENCIADOS deben devolverlo en forma solidaria en un plazo no mayor de un año a favor del estado, más los interese legales calculados a la fecha del pago efectivo. No se entiende por qué en uno de los párrafos de la sentencia consentida y ejecutoriada, la Sala, adelanta nuevamente opinión y llama a los coacusados LIBRES de Tunjar Alegría, SENTENCIADOS, y porque les obliga a pagar una reparación civil en un año (ya pasaron tres meses) si aún no fueron sentenciados realmente.

No hay comentarios: